Prepara tu viaje barato a París enterándote de los distritos de la ciudad en los que tienes hoteles baratos, los días en que los museos dejan entrar gratis y los mejores vuelos low cost, o los trenes que van desde Madrid o Barcelona. París, es la ciudad más visitada de Francia pero también tiene ofertas, gangas y oportunidades para aquellos que están despiertos. ¿Cual es tu plan? ¿Quieres ir de compras a las galerías más prestigiosas de Europa o vas a pasar un fin de semana romántico con tu pareja? En este blog encontrarás todo lo que necesitas para tus viajes a París.

Horarios de las comidas en París

En París, al igual que en el resto de Francia y gran parte de Europa, las comidas son algo más tempranas que en España. Es importante recordarlo, aunque siempre puedes recurrir a alguno de los locales de comida rápida, ya que en ellos podrás tomar un bocadillo, una pizza o una hamburguesa a cualquier hora del día. También debes tener en cuenta al revisar estos horarios que cerca de monumentos como la Torre Eiffel, la catedral de Notre Dame, el Museo del Louvre o la capilla del Sagrado Corazón, los restaurantes suelen tener horarios más amplios y ser más flexibles en sus horarios de comidas (aún así es interesante que lo mires con antelación para asegurarte).


El horario del desayuno en París, es muy flexible, ya que los cafés y bares están abiertos desde las 7 u 8 de la mañana y están abiertos hasta bastante tarde.

El horario de las comidas en París es de 12 a 2h. Aquí es donde puedes encontrarte más problemas en los horarios de comidas de Francia. Lo más recomendables es ir temprano, para que nos sirvan rápido y comer tranquilos. Y en cualquier caso id al restaurante antes de la 1,30h, ya que a partir de esas horas empiezan a cerrar las cocinas. En sitios turísticos suelen cerrar las cocinas entre las 2h y 2,30 h.

El horario tradicional de las cenas es de 20 a 22,30 h. De todas formas el horario es mucho más flexible que en las comidas, y encontrarás desde restaurantes que a las 7 h empiezan a servir a sus primeros comensales, hasta aquellos que están abiertos más allá de la media noche.