Prepara tu viaje barato a París enterándote de los distritos de la ciudad en los que tienes hoteles baratos, los días en que los museos dejan entrar gratis y los mejores vuelos low cost, o los trenes que van desde Madrid o Barcelona. París, es la ciudad más visitada de Francia pero también tiene ofertas, gangas y oportunidades para aquellos que están despiertos. ¿Cual es tu plan? ¿Quieres ir de compras a las galerías más prestigiosas de Europa o vas a pasar un fin de semana romántico con tu pareja? En este blog encontrarás todo lo que necesitas para tus viajes a París.

¿Cómo y cuando viajar barato a París?

A todo el mundo le viene bien ahorrarse unos euros a la hora de visitar una de las ciudades más caras de Europa. Este es el tema más importante de nuestro blog que vamos a intentar sintetizar en 8 consejos generales que responden a las dos grandes preguntas, ¿Cómo y cuando viajar barato a París?

1. Viajar a París en temporada baja. ¿Cuándo viajar? Los meses de noviembre, enero, febrero y marzo son los mejores para viajar barato a la ciudad de París, ya que la afluencia de visitantes es menor que durante los meses más cálidos, y no acogen grandes fiestas. Por el contrario, fechas clave como la Semana Santa en abril, Navidad, Fin de Año, el Salón del Automóvil, el mes de julio entero, y los fines de semana durante los meses de abril, mayo, junio y agosto los deber evitar a toda costa si su objetivo es viajar barato. En estas fechas las habitaciones de los hoteles suelen llenarse y los precios se disparan, y lo mismo suceden en los vuelos de avión desde Madrid, Barcelona, Valencia y otras ciudades de España, hay que ser muy rápido para coger los primeros asientos y las tarifas de última hora es raro que presenten ofertas, al contrario, suelen subir más que en otros momentos del año.

2. Reserva el vuelo de avión a París y el hotel de forma anticipada. Las ofertas de última hora están de moda, pero lo cierto es que los billetes más baratos de un avión siempre son los primeros y luego el precio va creciendo. Aunque es posible que exista una oferta los últimos días con intención de vender los últimos billetes, eso sólo pasa en algunas compañías y el vuelo nunca será tan barato como los de la gente que reserva al principio. Si planificas el viaje a París con tiempo puedes obtener 2 billetes de avión de ida y vuelta por menos de 100 € en aerolíneas low cost com Ryanair, y un poco más caros para empresas como Iberia o Air France, por unos 300 € para dos personas. Reserva con tiempo y ahorrarás.

3. Elige un alojamiento barato y de calidad. Una gran parte del gasto que supone viajar es el hotel, pero debes de ser precavido con lo que vas a reservar para no terminar en un hostal de mala muerte, sucio, sin espacio en la habitación y que te fastidie las vacaciones. Lo más caro es siempre pagar por algo que no vale la pena, porque o lo pasaras mal, o terminarás por irte a un buen hotel, perdiendo el dinero de la primera reserva y pagando mucho si te presentas en persona al hotel. Nuestra recomendación general para un viaje romántico barato es que busques un hotel de 3 estrellas con un precio asequible, con opiniones positivas de los usuarios. Aquí tienes algunos hoteles baratos de París. La clave es encontrar aquellos hoteles que pueden tener inconvenientes menores, que a nosotros nos resulte indiferente. ¿No encuentras nada interesante? Otra opción son los apartamentos que alquilan particulares.

4. Organizar un viaje con amigos y compartir gastos. Pasar unas vacaciones en grupo tiene sus inconvenientes, pero también puede hacer que sea mucho más barato al abrirte las puertas a nuevas opciones. La primera es alquilar un apartamento grande y repartir gastos a medias, una opción muy interesante porque puedes conseguir dormir en el centro de la ciudad por menos dinero que en un hotel, con habitaciones más espaciosas y posibilidad de cocinar en tu propia casa. Viajar 4 amigos en un coche particular hace que el viaje sea más económico que un vuelo directo desde Madrid hasta París Charles de Gaulle, pero es más largo. Esta opción es interesante si tienes unas vacaciones largas y de camino vas a visitar otras ciudades de Francia, a pasar unos días en una casa rural o quieres llevar a tus hijos a Disneyland París. También tiene sentido si no hay tenido en cuenta nuestro consejo nº2 y te das cuenta que los precios de los vuelos a París a última hora son muy caros.

5. Conocer los lugares que tienen entradas gratis y sus condiciones. Visitar muchas iglesias, museos y otras atracciones de pago, puede hacer que una escapada a París incremente su precio más de 20 € por persona y día. Piensa que sólo subir a la parte más alta de la Torre Eiffel tiene un precio de 14 € para adultos. Algo que en principio no es excesivo pero que puedes rebajar si tienes en cuenta que el Museo del Louvre, el de Orsay y otros grandes museos son más baratos un domingo de cada mes, además que estar en el paro, ser niño o cumplir otras condiciones también te permiten entrar gratis. Además hay otras atracciones de París que no requieren entrada como los jardines, las galerías, iglesias como el Sagrado Corazón o los centros comerciales, de todo esto te informamos en nuestra sección "entradas gratis".

6. Elige restaurantes baratos para comer y compra el desayuno en un supermercado. Otro punto clave para que el precio de un viaje a París sea barato es saber comer bien sin gastarse un dineral. Para ello tenemos diferentes trucos, que depende en parte del régimen de alojamiento escogido. Si el hotel incluye el desayuno en buffet libre, es interesante no abusar de la cena la noche anterior y aprovechar para llenarnos de energía por la mañana. También te aconsejamos comprar agua y algo de fruta, para pasar la mañana, en alguna tienda de comestibles si estás en un barrio residencial, ya que será bastante más barato que en puntos turísticos. Pero lo más importante es conocer algunos restaurantes de calidad que tengan buenos precios. Los restaurantes chinos, libaneses, turcos y griegos, suelen tener precios asequibles, y en nuestras guías de los diferentes distritos encontrarás otras sugerencias de restaurantes baratos. Si estás en un apartamento, la estrategia sería directamente comprar en panaderías, supermercados y otras tiendas locales los alimentos que necesites y preparar el desayuno. Si viajáis en grupo una buena idea es turnarse, de forma que alguien se levante un poco más temprano cada día para preparar el café, las tostadas, la leche caliente o lo que tomes de forma habitual.

7. Transporte gratis. Si eres joven quizás no tiene sentido que pagues por moverte por París. Lo que tienes que hacer es planear bien las rutas de lo que vas a ver, de forma que desde la salida del mismo hotel ya busques un camino interesante. También te aconsejamos que no quieras ver todo en un sólo día y que tengas en cuenta todas las cosas que puedes ver en cada uno de los distritos de París. Condiciones: tener un hotel medianamente céntrico, y que no llueva. Si es así te puedes mover por la ciudad dando largos paseos por el centro, sin necesidad de coger el metro, el taxi o una bicicleta de alquiler. Las prisas por querer ver muchos monumentos y llevarte una gran colección de fotos no te harán disfrutar más del día. Lo único que necesitas son tus pies, algo de tiempo y un mapa de París. No pagues tampoco por el mapa, lo puedes conseguir gratis en Internet o en París. Si vas a moverte en Metro o autobús, ten en cuenta que hay bonos especiales para los turistas.

8. Que no te roben los carteristas ni las empresas telefónicas. Hay otras cosas que pueden hacer que pagues caro tu viaje a París sin no estás atento. La primera es que te roben la cartera. El metro y las zonas próximas a lugares turísticos son sitios habituales para los maleantes, así que mucho cuidado. De nada sirve planear un viaje barato si al final lo que has ahorrado se lo lleva otro. Y lo mismo con las empresas de telefonía móvil como Movistar, Vodafone u Orange. Al salir fuera de España, vigila el tipo de tarifa que tienes contratado respecto las llamadas y también la entrada de datos, ya que si tienes un smartphone con acceso a Internet por cada correo que llegue a tu email y entre al teléfono te van a cobrar bastante dinero. Si te despistas la factura que te llegará sera enorme y lo peor es que todo este timo es legal y no podrás reclamar nada.